Jueves, 25 de Abril de 2024 | Corrientes - Argentina
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
 
 
El Municipio y las Empresas de colectivos analizan otro aumento del boleto urbano
Martes, 26 de marzo de 2024
Luego de 4 días sin servicio, se llegó a un principio de acuerdo salarial entre las empresas y el sindicato. Además el Sistema Integrado de Movilidad Urbana de Corrientes se reunirá para evaluar la actualización de la tarifa del transporte de pasaje

Los colectivos reanudaron ayer el servicio en Corrientes tras cuatro días de paro de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). Ante el reclamo salarial, los trabajadores habrían llegado a un acuerdo con las empresas de que se les depositen 60.000 pesos en el sueldo. El mes que viene cobrarían la nueva escalada y el 3 de abril se sentarían en una nueva mesa de negociación.

Al respecto, el secretario general de la UTA de Corrientes, José Luis Sabao, sostuvo que "se llegó a una salida, donde la empresa hizo reconocimiento de la escala salarial, así que hoy los choferes verán impactado en sus cuentas el monto correspondiente".

"Solicitamos una reunión. Hicimos una propuesta y, luego de varias horas, llegamos a un acuerdo. No es una solución definitiva, ya que la situación es complicada y no solo en Corrientes. Ojalá sigamos solucionando y no volvamos a llegar a esta situación", agregó.

En el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia asistieron ayer a una audiencia de conciliación obligatoria, las empresas nucleadas en la Cámara Empresarial del Transporte Urbano de Corrientes (Cetuc): ERSA Urbano SA y Transporte San Lorenzo UT, además de Turismo Miramar, no así los integrantes del sindicato, por lo que allí no se llegó a acuerdo sobre el reclamo salarial que motivó la medida de fuerza.

"Nosotros vamos a poner lo mejor de nosotros, pese a que los compañeros están cansados, pero vamos a contribuir a que se normalice lo antes posible la situación y los colectivos vuelvan a circular por la ciudad. La verdad que no agrada para nada la situación a nivel nacional, porque fue debido a la quita de subsidios que llegamos a esta situación", destacó Sabao.

Si bien la Provincia declaró la ilegalidad de la medida y los colectivos de la empresa Miramar (101 y 110) volvieron a circular el mismo viernes, el primer día del paro, los de la empresa ERSA, que tiene la mayor cobertura en la ciudad, se mantuvieron sin servicio.

El reclamo de los choferes comprende un aumento del 83,6 % sobre un salario básico de $ 537.000 -sin contar viáticos- durante el período de enero a marzo, muy similar a lo logrado por los choferes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Por su parte, los empresarios de transporte manifestaron no poder hacer frente a las sumas reclamadas y piden discutir un acuerdo salarial con la UTA ajeno a la paritaria nacional.

Asimismo, el Sistema Integrado de Movilidad Urbana (SIMU) de Corrientes llevará a cabo hoy una reunión para discutir las tarifas del servicio de transporte de pasajeros. La convocatoria fue confirmada por la concejala Mercedes Laprovitta, en un contexto marcado por el paro por tiempo indeterminado de colectivos y recientes incrementos en el costo del boleto.

La reunión se llevaría a cabo en las dependencias de la Secretaría de Movilidad Urbana y Seguridad Ciudadana de la Municipalidad, a partir de las 12. Según se desprende del documento compartido por Laprovitta, el único punto a tratar en la agenda es el ajuste tarifario de los colectivos.

La concejala expresó su preocupación en redes sociales: "Hace dos semanas, cuando el Ejecutivo apuró el tratamiento de la emergencia del transporte, desde la oposición explicamos que lo que se le daba al Municipio era un camino más corto para aumentar el boleto".

Por otro lado, en las últimas semanas, el intendente Eduardo Tassano no descartó otro incremento del boleto al tener en cuenta el ritmo inflacionario.

"Tenemos una inflación del 200 por ciento, o del 100 por ciento, hasta enero y ahora el combustible ha aumentado un 90 por ciento", declaró el jefe comunal en su momento.

Desde noviembre, el boleto cuesta 690 pesos y eso representa un duro golpe al bolsillo de los trabajadores con un servicio que deja mucho que desear.

El drama para los trabajadores de Corrientes no se limita al costoso servicio que tiene que afrontar sino que no recibe una contraprestación adecuada. Las quejas son de hace años y no hay solución de ningún tipo.

No solo se trata de un sistema deficiente, sin frecuencias, con colectivos en malas condiciones, se trata de la falta de servicio, que aísla a la gente, que les complica llegar a los centros de salud, a sus lugares de trabajo y a las instituciones educativas.

Las esperas son más largas de lo que deberían ser y los fines de semana pueden ser hasta de más de una hora. Esto empeora si es en los barrios más alejados del centro de la ciudad.

En tanto que las unidades tampoco están en un buen estado, lo que debería ser una exigencia mínima por el lugar en el que prestan servicio.

Además, siempre está el miedo latente de que haya paros de choferes que los obligue a tener que recurrir a otros medios muchos más costosos como remises o los servicios a través de apps, como Uber.


     
 
 

© Copyright 2015
www.informecorrientes.com | All rights reserved
Corrientes - Argentina
@informecorrientes.com